Los trabajadores eventuales no pueden ser indemnizados por fin de contrato de la misma forma que los indefinidos despedidos. A los primeros les corresponde una indemnización de doce días por año trabajado y a los segundos veinte, sin que exista discriminación alguna por ello. Así ha cerrado el debate sobre la cuantía de la indemnización

Tienes previsto disfrutar de unos días de descanso y has hecho una reserva de hotel, pero un gasto inesperado, cambios en el trabajo de última hora o cualquier acontecimiento inadvertido, imposibilita que puedas hacer ese viaje que tanto deseabas. A la frustración de no poder disfrutar del viaje planeado, se suma la desesperación de los